La fibra, infaltable en tu alimentación  

La fibra, infaltable en tu alimentación  

La fibra es esencial para el buen funcionamiento del sistema digestivo, además de regular los niveles de glucosa en sangre, triglicéridos y colesterol, previene cardiopatías, diabetes y cáncer.

La fibra, es un componente presente en ciertos alimentos, que no puede ser digerida en su totalidad. Por ello, se pensó que era perjudicial para la salud. Sin embargo, luego de varios estudios se comprobó que es esencial para el buen funcionamiento del sistema digestivo, por eso se recomienda incluirla en la dieta diaria.

Según su capacidad para disolverse en agua, la fibra se divide en soluble o insoluble. La primera, es la que tiene la capacidad de incorporarse al agua, formando una especie de gel que facilita su digestión.

La fibra soluble ayuda al tránsito intestinal y reduce los niveles de glucosa en sangre y controla los triglicéridos y el colesterol. Esta fibra está presente en la avena, cebada, legumbres, frutas cítricas y algunas verduras.

La fibra insoluble, al no poderse disolver, se remueve rápidamente en el sistema digestivo, acelerando el paso de los alimentos por tracto digestivo, ayudando a aliviar y prevenir el estreñimiento.

El consumo de este tipo de fibra genera sensación de saciedad, reduciendo los atracones de comidas y ayudando al control del peso.  

Los cereales integrales, salvado de trigo, frutos secos, uvas pasas, lechuga, espinacas, acelga, repollo y brócoli, son buena fuente de fibra insoluble.

 

COMPARTIR
Cerrar menú
×

BOLETÍN

Queremos estar siempre conectados. Suscríbete a nuestro boletín mensual y sigue informado sobre nuestras promociones, productos y más.

CONTACTO

Déjanos un mensaje y podrás resolver cualquier duda que tengas con respecto a COLANTA. Llena todos los campos correctamente para facilitar que nos contactemos contigo para darte respuesta lo más pronto posible.

Acepto el tratamiento de datos personales.

Si quieres enterarte de todo lo que pasa en COLANTA.

El exceso de alcohol es perjudicial para la salud. Ley 30 de 1986. Prohíbase el expendio de bebidas embriagantes a menores de edad. Ley 124 de 1994.