Certificación Kosher, Colanta apuesta por nuevos mercados

Certificación Kosher, Colanta apuesta por nuevos mercados

Certificación Kosher

Colanta apuesta por nuevos mercados

Alba M. Martínez E., Departamento de Planeación

En aras de ampliar las opciones de consumo para la población que se alimenta con productos Kosher en Colombia, proveer materias primas certificadas y facilitar procesos de exportación, entre otros beneficios, Colanta ha decidido incursionar en este mercado con la certificación de productos con el sello Kosher.

Recientemente, La Cooperativa lo hizo con la leche en polvo y la mantequilla que se elabora en la Planta Planeta Rica, además de adelantar labores para incluir varios productos del portafolio que se producen en la Planta Lácteos San Pedro.

¿De qué se trata este tema?

La palabra Kosher o Kasher es una expresión hebrea que significa apropiado, apto, adecuado o limpio. En un sentido más específico, se considera que un alimento es Kosher cuando cumple con lo que dictamina el Kashurt, la parte de las leyes judías que designa los alimentos que son permitidos y la forma en la que se deben preparar para que estén en concordancia con los mandatos del Levítico, uno de los libros del Antiguo Testamento de la Biblia, también conocida como La Torah.

Aunque el origen de este sello obedece a requerimientos religiosos, los alimentos Kosher no se consumen exclusivamente por judíos, como comúnmente se piensa, sino también por personas vegetarianas, veganas, intolerantes a la lactosa o simplemente por personas que quieren llevar un estilo de vida más sano; pues a diferencia de otros sellos relacionados con la religión, como el Halal, el Kosher se caracteriza por la calidad, higiene y lo saludable de sus productos, convirtiéndose en una excelente opción cuando de cuidar la salud se trata.

Estos son algunos apuntes sobre la alimentación Kosher:

  • Se pueden comer mamíferos sanos, que tengan pezuñas hendidas y sean rumiantes, como las vacas, ovejas, cabras y ciervos. La carne de animales como cerdos, canguros, zorros, conejos, camellos y caballos está totalmente prohibida.
  • La leche y derivados lácteos Kosher sólo se certifican si provienen de mamíferos autorizados y que a su vez los ingredientes usados para su preparación no sean de origen animal. Por ejemplo, el queso obtenido con cuajo animal no podría ser certificado como Kosher.
  • En cuanto a las aves, sólo se permiten animales como la gallina, el ganso, algunas clases de patos y palomas.
  • Está totalmente prohibido comer animales que hayan muerto por causa natural o que hayan sido matados por otros animales.
  • La carne nunca debe consumirse junto con productos lácteos, pero sí los pescados, cereales, huevos, frutas y verduras. Además, si un utensilio ha estado en contacto con carne, no debe utilizarse para consumir o preparar productos lácteos.
  • Sólo se permiten los huevos provenientes de las aves permitidas, y no deben tener sangre.
  • La uva y sus derivados (zumos, vino, etc.) sólo deben ingerirse si han sido cultivados por judíos. Quizás el origen de esta norma sea que el vino se utilizaba en ritos paganos en la antigüedad.
  • Los alimentos Pareve o ‘neutros’, son los que no contienen carne ni leche, tales como huevos, pescados, legumbres, cereales y demás vegetales. Los peces permitidos son únicamente los que tienen escamas y aletas, lo cual deja fuera todo tipo de mariscos.
  • La separación de los alimentos a base de lácteos y cárnicos es fundamental para el cumplimiento del régimen Kosher.
COMPARTIR